Identificar oportunidades.

En esta segunda etapa para el desarrollo de tu negocio tienes como tarea identificar la oportunidad que hay dentro del mercado, para esto ya vas a tener que empezar a usar tus habilidades ya que las buenas oportunidades sólo se detectan si eres creativo y tienes la capacidad de ver las cosas desde diferentes puntos de vista, puesto que todo emprendedor tiene como característica principal el hecho de convertir los problemas de una sociedad en grandes oportunidades de negocio, por ejemplo en un funeral hay quienes se lamentan y quienes deciden vender pañuelos. Otra de las habilidades a desarrollar en esta etapa es la habilidad humana porque tienes que usar la empatía para entender a las personas y a sus necesidades respectivamente.

A continuación, unos consejos para que desarrolles tus sentidos y encuentres la mejor oportunidad:

Has que tu cerebro vea al mundo en forma panorámica. Si estás acostumbrado a la misma rutina todos los días, estarás expuesto a los mismos estímulos siempre, por lo que generar ideas y ver oportunidades será complicado así que te recomendamos empezar cambiando tu rutina diaria, es decir, cambia tu ruta para llegar a casa, cepíllate con la mano con la que no tienes mucha firmeza, usa prendas que habitualmente no usarías, visita lugares que usualmente no visitarías, habla con personas que no son de tu mismo estilo, proponte aprender nuevos idiomas, estudia nuevas culturas, en fin infinidades de cosas que  puedes hacer de manera diferente para que puedas ver el mundo desde otra perspectiva.

Cuestiónate todo lo que hagas. Deja de pensar en que las cosas van a suceder tal como las esperas, piensa constantemente en el ¿qué pasaría sí?, ¿funcionará? ¿y si mejor hago esto?, cabe mencionar que no es para generar desconfianza en ti, sino más bien para que pienses en nuevas opciones y no te centres en una sola cosa.

Mantente actualizado de todo lo que sucede en el mundo. Tienes que estar pendiente de todo lo que pasa, estudia el problema y piensa en posibles soluciones porque nunca se sabe en donde puedes encontrar una nueva oportunidad.

Continua con las etapas paso a paso, para que tu idea de negocio sea lo más fructífera posible.