En este artículo te daremos a conocer unas de las técnicas que te ayudarán a generar ideas innovadoras, empezaremos respondiendo a la pregunta ¿qué es gamestorming? El gamestorming es una técnica o herramienta autorizada con el que ayudar a que nuestro cerebro rompa esquemas y deje fluir las ideas. Está basada en juegos, suena raro y aunque no lo creas es así, es como cuando un niño está en etapa de crecimiento y las cosas básicas que aprende lo hace por medio de juegos y sin esquemas.

A continuación, entraremos en contexto y te explicaremos en qué está basada esta técnica. Es importante que antes de empezar sepas que para que funcione debes definir desde donde vas a empezar y a dónde quieres llegar para que el juego tenga sentido.

Para empezar el Gamestorming se divide en 3 fases que son: apertura, exploración y cierre que son básicas en cualquier juego

APERTURA. En esta primera fase el objetivo es dejar fluir las ideas y para llevar a cabo este proceso de manera efectiva y divertida puedes aplicar juegos como brainstorming, brainwriting, mapas mentales, la técnica de lo absurdo, ¿y si…?, asociaciones forzadas o el anti-problema. Todas estas harán que de alguno u otra forma tu cerebro rompa paradigmas y automáticamente empieces a generar ideas, a esta fase le llamaremos divergente.

Ejemplo: Si lo que estás buscando es saber si tu idea de negocio va a funcionar, buscarás motivos por el cual tu idea NO funcionaría, a eso se le llama el anti problema, en lugar de buscar motivos el cual funcionaría que sería lo más común.

EXPLORACIÓN. Una vez recolectada la mayor cantidad de ideas posibles tienes que explorarlas y profundizar cada una de ellas, es la hora del descarte para decidir cuales sirven según el objetivo y continuar con la fase final a esta le llamaremos emergente. Los juegos recomendados para llevarla a cabo son: los 5 ¿por qué?, las 4 Cs, la técnica de los sombreros, diagrama de afinidad, business model canvas.

Ejemplo: si ya tienes los motivos por los cuales tu idea no funcionaría te vas a preguntar 5 veces el “¿por qué?,”, a esto le llamamos los 5 ¿por qué?, entre más veces te lo preguntes más motivos tendrás para seguir con la idea o descartarla. La idea que más “¿por qué? Tengan esas pasarán a la fase final ya que eso significa que son los problemas en los que debes enfocarte y trabajar.

Cierre: es hora de decir qué soluciones le vas a dar a esos problemas y tomas decisiones que te lleven al éxito. En esta fase en cuando debes llevar tus ideas creativas a otro nivel y convertirlas en innovadoras. A esta fase le llamaremos convergente y los juegos recomendados en esta fase son: test de los $, Matriz Impacto/Esfuerzo, “Start, Stop, Continúe.

Ejemplo: Vas a invertir una cierta cantidad de dinero imaginaria para cada idea que tengas, la vas a dividir como mejor creas conveniente, no tiene que dividir el dinero en partes iguales. La idea en la que más dinero quieres invertir esa es a la que más le ves potencial y sobre la que quieres trabajar.

 

Así de fácil y creativo puedes llegar a una decisión final sin necesidad de abrumarte y arrepentirte durante el proceso.