El Community manager es la imagen que ha tomado fuerza en los últimos años, gracias a la aceptación de la tecnología y las redes sociales en las compañías ha tenido una rápida transformación. Con la finalidad de contar con una persona que pueda interactuar con los usuarios nace esta figura que no para de evolucionar.

El profesional que maneja las redes sociales es el sujeto responsable de mantener, defender, engrandecer la imagen y las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital. El perfil de este oficio debe estar actualizado con todas las plataformas que surjan y saber usarlas con la premura suficiente, debe tener conocimientos sobre estrategias de comunicación en línea para llegar a la comunidad de manera efectiva y así detectar los posibles clientes, sobre todo poseer la capacidad de resolver cualquier conflicto o crisis online, tiene que estar atento a todos los intereses de su marca y pendiente de las actualizaciones de la competencia. La planificación de acciones de marketing digital, creación y gestión de contenidos es fundamental para que exista tráfico web en la página de la empresa.

Luego de cumplir con sus objetivos el estratega de los medios digitales tiene que medir las acciones para mostrar los resultados de sus estrategias planteadas, debemos recordar que el Community manager ni vende ni hace publicidad, su perfil se encargar de comunicar a su público objetivo. En otras palabras, el respeto hacia los miembros de la comunidad digital es esencial, porque en más de una ocasión recibirá fuertes críticas en las redes sociales sobre su marca, si este sería el caso se debe responder de manera clara y amable con el fin de no perder clientes o usuarios.