Es evidente que en el ámbito empresarial y de negocios existe mucha confusión en cuanto a los términos de comunicación estratégica, publicidad, comunicación organizacional, manejo de crisis y realización de eventos.

Debemos tener en cuenta que todas las mencionadas son acciones necesarias para las estrategias de comunicación; sin embargo, deben ser examinadas como instrumentos que, una vez bien organizadas y ejecutadas, van a permitir crear un plan de comunicación efectivo para la empresa.

La importancia radica en que si se la efectúa con las personas apropiadas la información emitida será la correcta y en el límite de tiempo establecido, por lo que se notará un resultado positivo en los diferentes negocios.

Se puede comprobar esto cuando se utilizan las herramientas necesarias y así permitir el posicionamiento de un servicio, marca o producto, los distintos públicos objetivos percibirán un informe correcto por los diferentes medios de comunicación.

En la actualidad a la hora de querer alcanzar el éxito en las organizaciones, se debe contar desde el comienzo con un buen plan de comunicación estratégica corporativa planteando objetivos a largo y corto plazo, a su vez deben ser coherentes, adaptables para la institución. Además, se la debe poner en práctica por ser una técnica poderosa que tenemos a nuestro alcance y sirve como motor de cambio en la comunicación del equipo empresarial.